BUSCAR

domingo, 1 de enero de 2017

LA ERA DE LA IGNORANCIA



Un destacado poeta y profesor universitario ha notado una preocupante tendencia: los jóvenes que llegan a la universidad cada vez saben menos.


En un efusivo artículo de 2012 publicado en el New York Review of Books el poeta Charles Simic declaraba que estamos viviendo en la Era de la Ignorancia. Desencantado por las manifestaciones culturales de su país, donde en algún momento el grueso de la población llegó a creer que Saddam Hussein había sido responsable de los ataques del 11 de septiembre y miles de mentiras más que muchos venimos tratando de desmitificar, Simic denunció lo que considera es una “rebelión de mentes opacas en contra de la inteligencia”, por lo cual es acertado concluir que la estupidez es una de las grandes fuerzas de la historia, todo lo cual es bastante conveniente para la clase política que "resiente a todo aquel que muestra la habilidad de pensar de manera seria e independiente".

Lo que más llama la atención de leer el artículo de Simic, un destacado poeta amigo de Octavio Paz, es su diagnóstico puntual, basado en su observación como profesor universitario de literatura, de que los jóvenes son cada vez más ignorantes, pasan de la escuela a la universidad sin estar preparados y sobre todo adoleciendo en conocimientos de historia. Esto mismo lo detecta Rushkoff en cierta forma en su libro Present Shock: inundados por enormes cantidades de información noticiosa, perdemos las noción de las grandes narrativas, de la continuidad del tiempo y la memoria. Todo es un perpetuo y atiborrado “ahora”. Simic escribe sobre la notable carencia que tienen los jóvenes de las grandes ideas de otros tiempos:


Hemos necesitado muchos años de indiferencia y estupidez para hacernos tan ignorantes como somos hoy. Cualquiera que haya enseñado en una universidad los últimos 40 años, como yo lo he hecho, puede decirte que los estudiantes que salen de la preparatoria cada año saben menos. Primero fue desconcertante, pero ya no sorprende a ningún instructor universitario que los amables y entusiastas jóvenes que se enrolan en las clases no tienen la habilidad de retener la mayoría del material que se enseña. Enseñar literatura inglesa, como yo he hecho, se ha vuelto más difícil cada año, ya que los estudiantes leen menos literatura antes de entrar a la universidad y carecen de la más básica información histórica del período en el que una novela o un poema fue escrito, incluyendo las ideas y los asuntos que ocupaban a las personas de ese momento.

Pero en verdad es un fenómeno global. Hablo desde lo que observo en México, pero podemos citar también al exprofesor de Cambridge, Terry Eagleton, quien en un artículo en el mismo tenor que el de Simic denunció la influencia neocapitalista sobre la educación superior, considerando que las universidades son administradas como negocios y que las humanidades están al borde de desaparecer puesto que no pueden competir en la producción de capital con otras carreras. Las impresiones de Simic son sobre los estudiantes en Estados Unidos, el país con la presencia mediática más incisiva del mundo, a la vez también, el país que más influencia tiene el mundo, siendo una especie de oficina central de adoctrinamiento cultural global. Algunos países obtienen lo peor de los dos mundos, son colonizados culturalmente y económicamente, pero no reciben los beneficios materiales de la libre economía y se ven obligados a consumir objetos (como ropa o gadgets) y productos culturales de baja calidad.





Simic hace hincapié en que una de las cosas que se está perdiendo es el conocimiento de la historia –encandilados por el nuevo smartphone que hace desechable todo lo demás (incluyendo nuestra memoria); sin una noción histórica, el pueblo es fácilmente manipulable ya que no tiene el alcance de visión para percibir que los políticos están recurriendo a los mismos trucos o a las mismas falsas promesas que han utilizado antes sin entregar nunca resultados. 





Lamentablemente, sólo los más viejos que estudiaron en su momento VEN LO QUE SUCEDE, pero por más que lo informen la gente NO ESCUCHA... PORQUE NO ENTIENDE... PORQUE NO VE... LO QUE NUNCA APRENDIÓ. Entonces basta al sistema esperar que esa generación "vieja" muera (puede ser naturalmente pero también se puede acelerar el proceso si es "necesario", vean el ejemplo de las dictaduras militares y la eliminación de las generaciones pensantes), y sólo quedará la generación QUE NUNCA SUPO NADA Y NO TIENE "PUNTOS" PARA COMPARAR. 


Una cosa es nacer dentro de la verdad y que te vendan una mentira. LA IDENTIFICÁS porque la ves, porque conocés la verdad y podés comparar.
Pero cuando naciste dentro de la mentira, JAMÁS TE DARÁS CUENTA A MENOS QUE TE ADVIERTAN.


Como dijo el filósofo George Santayana, “aquellos que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo”. Me pregunto si, correteando las actualizaciones incesantes que nos hacen llegar nuestros aparatos, no nos estaremos programando para repetir los mismos errores del pasado, pensando que éste ya no existe, que ya lo hemos superado y con él los grandes desafíos de la condición humana. Simic considera que nuestra ignorancia, en el mundo real, nos hace presa fácil de la manipulación política e ideológica. “Para empezar, hay más dinero que ganar de los ignorantes que de las personas educadas, y engañar al pueblo es una de las pocas industrias que seguimos manteniendo en este país. Un pueblo verdaderamente ilustrado sería malo para los políticos y los negocios”.


¿Cómo explicarnos este incremento en la ignorancia? Simic culpa en Estados Unidos a la educación:
"No hay duda de que el Internet y la televisión por cable han permitido que variados intereses políticos y corporativos diseminen desinformación a una escala antes imposible, pero PARA QUE ESO SEA CREÍDO ES NECESARIA UNA POBLACIÓN MALAMENTE EDUCADA Y DESACOSTUMBRADA A VERIFICAR LAS COSAS QUE SE LE DICEN". 


Pero esto es así porque existe una especie de loop de retroalimentación entre los medios electrónicos y la carencia educativa (YA QUE LOS DOS SON MEDIOS DE ADOCTRINAMIENTO MENTAL), uno magnificando el efecto de la otra. Pasamos grandes cantidades de tiempo consumiendo contenido electrónico en forma de "snacks", pequeños tips o "golosinas" diseñados para atrapar nuestra atención  y mantenernos distraídos. En comparación, este contenido superficial, llamativo, pasatista, vacío de contenido (igualito a la comida chatarra) hace que cualquier libro, documental, informe, artículo, estudio SERIO parezca aburrido. Es también el principio aplicado al estudio escolar: al bajarlo al nivel de mera repetición de contenidos sin comprensión mental, se lo transforma en algo aburrido que se convierte, en la mente de los adoctrinados, en una simple ecuación: ESTUDIAR = ABURRIMIENTO.






Se podrá argumentar que los jóvenes no saben menos sino que sus saberes están orientados a lenguajes científico-técnicos, como la tecnología de la información, a través de la cual pueden, por ejemplo, extender su memoria a la Red y utilizar la Nube como un almacén de información mucho mayor de lo que las mentes más prodigiosas albergaban en la antigüedad. Y, también, el siempre citado argumento de que las habilidades intelectuales modernas están orientadas hacia el reconocimiento de patrones y no a la memorización de información (UNA MENTIRA QUE EL PROPIO SISTEMA EDUCATIVO DESMIENTE EN SU MISMO FUNCIONAMIENTO). Como si fuéramos más ligeros y estuviéramos uniéndonos a una mente global incorpórea. 


Esto sería válido (y sólo hasta cierto punto) SI PUDIÉRAMOS OBSERVAR LA MÍNIMA CAPACIDAD DE RACIOCINIO NO SILOGÍSTICO (RAZONAMIENTO FALSO), DEDUCTIVO Y NO INDUCTIVO, ASÍ COMO LA APLICACIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS INCORPORADOS A OTROS ÁMBITOS (lo que implica el traslado práctico y fáctico de cualquier conocimiento a la vida real (no virtual y/o teórica), cosa que lamentablemente no se ve.


El problema de educación que vivimos es un problema de valores, es decir un problema moral y ético. Hoy la mayoría de las personas preferirían tener una habilidad que puedan capitalizar fácilmente y no una formación en valores REALES (no ritualísticos y falsamente religiosos, sino adheridos a la Única y Verdadera Fuente de Vida, algo que se manifiesta en el propio carácter de la persona y su producción de frutos), cosas que para este sistema son inútiles económicamente, pero DAN VIDA.

En suma, el conocimiento del material de información (o sea, el contenido que se vierte dentro del "envase" que somos) debe estar ligado a principios que trascienden modas y corrientes pasajeras, y que vayan más allá de las imposiciones mundanas y tradiciones de hombres, y deben estar fijados en LA VERDAD, no en las mentiras (que son muchísimas más y también que se disfrazan bajo apariencias sumamente agradables que nos conquistan a todos, o serían inútiles y nadie las seguiría). Cualquier conocimiento que esté desligado de la Fuente Única, (sí, hablo DEL CREADOR DE TODAS LAS COSAS), es conocimiento inútil y estéril, AÚN CUANDO SEA BUENO. Ese mismo conocimiento, CUANDO LIGADO A YAHWEH Y YAHSHUA, es útil. Desligado, es muerte. Eso es así porque el conocimiento es hueco, necesita de la Fuente de Verdad para dar Vida. Una cosa "buena" puede transformarse en "mala" simplemente por estar desconectada o conectada a una fuente falsa, que no Aquella que la dio, y que es la única que DA VIDA.

Ejemplo: 

  • Conocer y practicar los mandamientos sin estar VERDADERAMENTE ligado a Yahweh es MALO. 
  • Conocer y practicar los mandamientos estando VERDADERAMENTE ligado a Yahweh es BUENO. 

CONCLUSIÓN: ¿Qué hace "bueno" al mandamiento? ¿Practicarlo, o la conexión con LA FUENTE VERDADERA?




El pensamiento humanista que se concentra en la belleza, la estética y hasta en el cultivo de ciertas virtudes es SUPERFICIAL, y obviamente descentrado: no está centrado en el Creador sino en el objeto creado: el hombre. Ciertamente belleza, estética y virtudes son cosas "buenas"... CUANDO LIGADAS A LA FUENTE VERDADERA. Desligadas, o ligadas a una fuente falsa, son obras muertas, y la muerte sólo produce satisfacción pasajera, "chispas de placer" que es necesario alimentar de forma constante y con cada vez mayor intensidad para mantener "el ritmo y el nivel", por eso el mundo yace en una constante y absoluta insatisfacción, corriendo como ciegos de un lado a otro, desesperados por encontrar chispas de felicidad, como si de cazar luciérnagas se tratara. Y eso es lo que hacen: CORRER DETRÁS DE LUCES EFÍMERAS. Hablan de "trascendencia", y no consiguen siquiera soportar su simple "presencia" en este plano, necesitan estar constantemente siendo sobrealimentados, sobreestimulados. 

Dirán los mismos de siempre: "¿Acaso sólo tu creencia es la válida?". No es MI CREENCIA, es siempre LA FUENTE. Y para saber si es verdadera o falsa, BASTA OBSERVAR LOS FRUTOS. Cuando vean frutos muertos, ESTÉN DONDE ESTÉN (sí, también dentro de los que se auto-intitulan "creyentes"), sabrán que NO HAY CONEXIÓN CON LA FUENTE DE VIDA. Es simple. La fuente de Vida Verdadera produce Vida, Satisfacción y Paz DURADEROS (no por un ratito). Donde veas esos frutos, ahí estará Él.

Intentando mostrar y explicar esta propagación de la ignorancia o este declive cultural a los que son víctimas de esto (es dificilísimo mostrarle a alguien su error mientras está SUMERGIDO en el mismo; es indispensable SACARLO FUERA para que vea las cosas en perspectiva y comprenda y, ahí, sí, tome su decisión: si será como Neo o como Cypher. Sorprendentemente, LA MAYORÍA SON CYPHERS), sorprende que no reparen en la notable disyuntiva de un sistema que se dice tan avanzado tecnológicamente y al mismo tiempo cada año produce niveles escolares más bajos. Esto debería alertarlos acerca de que "algo no funciona", y es a partir de estas alarmas que COMIENZA LA APERTURA Y DESPERTAR A LA REALIDAD. Claro, siempre es más "cómodo" seguir durmiendo "un ratito más"...





Marshall McLuhan, un autor brillante, dijo que la tecnología es una extensión de nuestros sentidos, pero que de la misma forma que los amplifica también los amputa.

Un automóvil es una extensión de nuestras piernas, un teléfono de nuestros oídos y de nuestra voz, Internet es una extensión de nuestro cerebro. No hay duda que sus alcances son enormes, su potencial maravilloso, pero hay que detenernos a observar si su mismo poder, su fabuloso encantamiento no está obnubilando o inundando algunos aspectos de nuestra percepción o por lo menos modificando algunos hábitos que determinan nuestra relación con el mundo y nuestra capacidad de conectarnos con los demás. Cuando para saber cuándo es 4 más 8 AGARRAMOS UNA CALCULADORA, algo está decididamente mal. 





La tecnología ciertamente puede ayudarnos y hacernos crecer, y es así que debiera ser fomentada en su uso. Sin embargo, lo que vemos es que los medios fomentan un uso PARALIZADOR DE LAS FUNCIONES CEREBRALES. No sólo el ejemplo de la calculadora vuelve: utilizar tecnología para reemplazar funciones cerebrales COMPLEJAS es útil, pero para funciones BÁSICAS, sólo fomenta LA FALTA DE RACIOCINIO. Hacer operaciones matemáticas simples MENTALMENTE agiliza el cerebro, usar una calculadora fomenta la DEPENDENCIA, IGNORANCIA Y DISCAPACIDAD. Una persona NORMAL que no es capaz de hacer mentalmente una suma de dos dígitos es un discapacitado mental, no por genética, sino por haber dado el permiso a que lo conviertan en eso. Es hora de recuperarse.

Cuando vemos que lo que se fomenta es el uso de la tecnología para que "usted no necesite hacer nada", lo que estamos viendo es que se intenta INMOVILIZAR AL SER HUMANO. "No piense, no razone, no decida, nosotros hacemos todo por usted. Sólo consuma y produzca su parte". Internet puede ser útil, pero usarla para "matar el tiempo", subiendo selfies todo el día (concentrándose en uno mismo y sólo la "cáscara"), haciendo comentarios banales (superficialidad y apariencia), consumiendo "información chatarra" que desinforma y/o adoctrina, es simplemente estar perdiendo nuestra autonomía cerebral. Usen internet para investigar, aprender, conocer, estudiar... y hasta para disfrutar pasando un rato agradable, pero no que esa parte sea el 99% de su uso.

El sentido de la frase de McLuhan queda claramente ejemplificado en el slogan repetido incansablemente, lo mismo por compañías de telecomunicación que sitios de internet: nos están conectando donde quiera que estemos, todo el tiempo. ¿Acaso a la vez también no nos están desconectando del mundo real y de nosotros mismos? ¿Si estamos conectados todo el tiempo a la Red podemos estar conectados a nuestro entorno y a lo que sucede fuera de la pantalla? 


Y ese "estar conectados"... ¿CON QUÉ FUENTE NOS ESTÁ CONECTANDO?






_________________________________________________________________________
FUENTES CONSULTADAS: 
 Basado en un artículo visto en Periodismo Alternativo, con MUCHAS modificaciones y ampliaciones
_________________________________________________________________________
Publicado por: Anunciadora de Sión
SOY CREYENTE EN YAHSHUA
Clicando AQUÍ encontrarán todos los links a mis sites, 
donde podrán encontrar MUCHO MATERIAL
________________________________________________________________________








2 comentarios:

  1. El Deterioro del humano, es un deseo que ya dura demasiados años, para que no todos hayan "Despertado" pero así es, cada uno a su nivel.
    El problema está en enseñar a utilizar las nuevas tecnologías.
    Es intolerable que a un niño que todavía lo es, se le aisle a través del teléfono móvil, de los juegos violentos, y se le coarte toda iniciativa creativa.
    Cuando el niño es adolescente, no encuentra puntos de referencia, porque su padre y su madre, solo se han preocupado de si mismos, y han evadido la responsabilidad en aras de una nueva esclavitud.
    Indudablemente esto está perfectamente diseñado, por un feroz capitalismo que capitaliza todo lo que controla.

    ResponderEliminar

Antes de dejar su comentario, entiendan: ESTA PÁGINA NO ES PARA DEBATES. Pueden no estar de acuerdo con lo que aquí se publica y expresarlo correctamente, en cuyo caso el comentario será publicado, o manifestarse agresivamente como la mayoría hace, EN CUYO CASO NO SERÁ PUBLICADO. Ofertas pro-Illuminati son denunciadas como SPAM.